Registro en medios

2017-08-16

Más de 130.000 víctimas del conflicto han recibido indemnizaciones: Santos

03 de Diciembre de 2012

Caracol Radio / 26 de noviembre de 2012. El jefe de Estado se pronunció durante la entrega del Premio Nacional de Paz. Dos fundaciones líderes en restitución fueron galardonadas

En un mensaje enviado este lunes por el presidente Juan Manuel Santos a la entrega del Premio Nacional de Paz, el mandatario aseguró que desde que se puso en marcha la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras, más de 130.000 víctimas de la violencia han sido indemnizadas.

"A la fecha ya van más de 130.000 víctimas que han recibido indemnizaciones desde la puesta en marcha de la Ley, con una inversión cercana a los 760.000 millones de pesos, con lo que hemos excedido la meta original para el año 2012", precisó el jefe de Estado.

Señaló además que se han recibido 28.285 solicitudes de restitución de tierras, por un total de 2 millones 114.000 hectáreas, sobre las cuales ya se están comenzando a producir fallos por los jueces agrarios.

Recalcó que "Colombia entera, la sociedad entera, tenemos una deuda moral con las víctimas del conflicto y estamos empeñados en saldar dicha deuda, en ayudar a cerrar las cicatrices para que podamos, al fin, avanzar hacia un futuro común, sobre la base de la verdad, de la justicia y de la reparación, en cuanto sea posible".

Recordó las palabras que dijo el 10 de junio del año pasado en la promulgación de Ley de Víctimas y Restitución de Tierras: "Si hemos tenido víctimas, si aún siguen produciéndose víctimas, vamos a ubicarnos y a pararnos en la orilla que nos corresponde: al lado de ellas, de su parte, abrazando y comprendiendo su sufrimiento".

Dos fundaciones líderes en restitución de tierras ganaron el Premio Nacional de Paz

Carmen Palencia con su Asociación Tierra y Vida y Gerardo Vega con Fundación Forjando Futuros, comparten el galardón de la versión número 14 del Premio Nacional de Paz, por su trabajo durante los últimos siete años en la lucha de restitución de tierras de desplazados y los despojados de la zona Urabá en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó.

En esta ocasión los jurados del certamen quisieron darle un reconocimiento a la labor de estos dos líderes que iniciaron en Antioquia y Córdoba, pero que ahora su trabajo está trascendiendo en las diferentes regiones del país

“Este año el premio se le entrega a la Asociación Tierra y Vida que dirige Carmen Palencia, y a la Fundación Forjando Futuros de Gerardo Vega, por la labor que están haciendo para la restitución de tierras en el Urabá, pero también abriendo capítulos en otras regiones del país”, reveló Juliana Vergara, coordinadora del Premio Nacional de Paz.

Palencia y Vega fueron escogidos por los jurados dentro de un grupo de más de 100 postulados que han luchado contra el secuestro, por el reconocimiento de las victimas en el conflicto, desarrollo de proyectos económicos para las víctimas, entre otros.

Los jurados de esta versión del certamen fueron: Jorge Orlando Melo, el padre Darío Echeverri, Ana María Ibáñez, Juan Luis Mejía, el padre Francisco de Roux, Nicanor Restrepo, Socorro Ramírez y el general (r.) Manuel José Bonnet.

Este premio se entrega desde 1999, cuando los principales medios de comunicación en Colombia éntrelos que se encuentra Caracol Radio, decidieron reconocer el esfuerzo de aquellos colombianos que de manera efectiva han contribuido a la paz del país.

Se han entregado 14 galardones y fuera de convocatoria también han premiado al artista Juanes en el 2009 y a los tres obispos en el 2010.


Los ganadores del XIV Premio Nacional De Paz

Carmen Palencia es la presidente de la Asociación Nacional de Víctimas por la Restitución y el Acceso a la Tierra que reúne a más de mil líderes de organizaciones de despojados.

Palencia tiene 46 años, y desde los 24 el conflicto por la tierra en Urabá marcó su vida. En 1988 los paramilitares de Fidel Castaño asesinaron a su esposo en el municipio de Valencia, Córdoba. Ella se desplazó entonces a California, otro municipio en Urabá, dónde comenzó a cultivar.

Sin embargo, en el 92, los paramilitares llegaron a California y se aliaron con el EPL. Palencia -que inicialmente había trabajado como líder política en la misma línea del EPL- se opuso a la unión de ambos grupos.

Y por oponerse, sufrió su primer atentado en el 95 (le dispararon cinco veces y duró tres meses en coma en una clínica de Medellín).

Palencia de alejó de la política, pero en el 2002, los paramilitares, que ya llevaban tres años siendo la autoridad del municipio, decidieron reclamarle a Palencia y a otras 37 familias las tierras donde vivían. Las autodefensas del Bloque Bananero les dijeron que estaban viviendo en terrenos ocupados y les ofrecieron los predios en venta.

Palencia terminó pagando 12 millones de pesos al paramilitar Raúl Hazbún para poder quedarse en un predio, que en realidad era un baldío de la Nación. Es decir, ella, junto con 37 familias, fueron estafadas.

En 2004, cuando arrancaron las desmovilizaciones de los paramilitares después de promulgada la Ley de Justicia y Paz, Palencia denunció el fraude pero también convenció a los campesinos de Urabá para que contaran cómo Banacol y Chiquita Brands se habían aliado con los paramilitares para presionar a los campesinos, que debían pagarle a la multinacional 30 centavos de dólar por cada caja de banano producida.

En los últimos meses, Palencia ha estado fortaleciendo las organizaciones de víctimas en el país y completando los datos de despojados que pueden reclamar sus tierras. Pero además, en junio viajó al Parlamento Europeo que estudia la ratificación del TLC entre Colombia y la Unión Europea.

Gerardo Vega, abogado nacido en La Plata (Huila) llegó a Antioquia en 1987 como miembro del Frente Popular, fuerza política cercana al Epl. En Apartadó comenzó a trabajar en el proceso de paz con ese grupo.

En 1995 fue designados como consejero presidencial para Urabá, pero meses después, ante la fuerte arremetida paramilitar, el Gobierno lo nombró cónsul en Bruselas. Volvió en el 2000 y un año después fue elegido diputado de Antioquia por Esperanza Paz y Libertad.

A falta de espacio político, surgió con la idea de brindar capacitación a gente de la región para que participara en procesos electorales y también para apoyar proyectos de desarrollo para las comunidades, como la construcción de vivienda, por eso creó la Fundación Forjando Futuros.

En el 2005, Forjando Futuros retomó el tema de tierras, con apoyo jurídico para los reclamantes.

Un año después Vega fue designado coordinador de la Comisión Nacional de Reparación para Antioquia, cargo que ocupó durante 4 años, mientras la Fundación seguía apoyando a los despojados.

http://www.caracol.com.co/noticias/actualidad/mas-de-130000-victimas-del-conflicto-han-recibido-indemnizaciones-santos/20121126/nota/1801447.aspx 

REGRESAR
COMPARTIR EN: