Registro en medios

2017-08-16

Pese a los avances, la restitución requiere agilizar procesos

15 de Octubre de 2013

Agencia IPC / 10 de Octubre de 2013. Más de 200 sentencias de restitución de tierras han sido proferidas en Colombia desde la implementación de la Ley de Víctimas, Ley 1448 de 2011. De estas, el 95% fueron favorables para los reclamantes. El balance es alentador si se considera que bajo la Ley de Justicia y Paz sólo se han proferido 13 sentencias desde el año 2005. Sin embargo, actualmente hay más de 46.000 solicitudes de reclamación y se requieren procesos más ágiles para que la restitución sea efectiva.

La recomendación fue hecha en Medellín durante la presentación de un estudio realizado por la Fundación Forjando Futuros, el cual analizó las primeras 150 sentencias de restitución. La conclusión principal es que la devolución de predios sí es posible y que de hecho se ha avanzado de manera positiva, pero presenta dificultades que deben ser corregidas a tiempo.

Gerardo Vega Medina, director de la Fundación Forjando Futuros, indicó que la Unidad de Restitución de Tierras ha recibido más de 46.000 solicitudes de reclamación y actualmente sólo 10.000 se encuentran en estudio de microfocalización. Por eso, señaló que es necesario adoptar varios instrumentos incluidos en la ley de víctimas para agilizar los procesos.

El director de Forjando Futuros recomendó implementar la restitución administrativa para devolverle al Estado los baldíos que fueron ocupados de manera ilegal, y pidió que se cumpla el requisito de la inversión de la carga de la prueba; según el cual es el propietario o testaferro, y no la víctima, quien debe demostrar que actuó de buena fe y que el bien le pertenece.

Al respecto, el estudio de sentencias reveló que “de 193 opositores, a que las víctimas fueran restituidas en proceso judicial, solo 7 han demostrado buena fe exenta de culpa. Lo que indica que la gran mayoría de las víctimas han tenido la razón”, anotó Gerardo Vega.

Una de las principales recomendaciones del director de Forjando Futuros, es que “haya plena aplicación de la restitución colectiva para los casos contemplados en la ley, donde el despojo o el abandono fueron causado por un mismo victimario, en un mismo contexto, en una misma época y en predios colindantes.” De esta manera, indicó el abogado, podrían resolverse varias reclamaciones en un solo proceso.

La sugerencia fue bien recibida por el magistrado Vicente Landinez Lara, de la Sala de Restitución de Tierras, para quien es preferible hacer solicitudes de restitución en forma colectiva. “Es apenas natural porque desde el punto de vista práctico se utilizan los mismos elementos probatorios y los mismos contextos. Esa acumulación permite más agilidad y llegar a una decisión para una mayor cantidad de personas".

Según el magistrado, “a medida que se entroniza el desarrollo de la Ley 1448 de 2011, se van corrigiendo algunos elementos que se han convertido en un cuello de botella para su normal desarrollo".

Para superar esas dificultades, Vicente Landinez expresó que los jueces han hecho sus propias sugerencias al proceso de restitución, buscando que “la instrucción de los procesos y su debida decisión culminen en un plazo de 4 meses como lo contempla la ley".

De acuerdo con el estudio de Forjando Futuros, en el 68% de los casos analizados los procesos demoraron más de 4 meses. El promedio estaría entre 6 y 8 meses por proceso.

Las primeras 150 sentencias de restitución
De acuerdo con el estudio de la Fundación Forjando Futuros, entre octubre de 2012 y septiembre de 2013, cuando se fallaron las primeras 150 sentencias de restitución, fueron presentadas 411 solicitudes de reclamación de las cuales fueron 401 aprobadas.

Las decisiones de la justicia beneficiaron a 371 víctimas mediante la restitución de 350 predios. La violencia generalizada fue el principal argumento de los jueces para sustentar sus fallos, agilizando las decisiones en comparación con los casos sustentados en la individualización de los autores.

En el estudio, se indica que las principales causas del despojo o el abandono de predios, fueron los enfrentamientos entre guerrillas, paramilitares y/o ejército, con el 39% de los casos; los paramilitares con el 41%; la guerrilla con el 18%; y otros grupos ilegales con el 2%.

Entre los avances más destacados del proceso, la investigación destaca algunas decisiones de restituciones colectivas, entre ellas el caso de Santa Paula, en el departamento de Córdoba, donde se restituyeron 36 predios en una sola sentencia.

Así mismo se resalta la restitución de un predio urbano en Tibú, Norte de Santander; y la restitución a víctimas de bandas criminales, en el corregimiento Rampachala del municipio de Zulia, en el mismo departamento, donde las víctimas fueron obligadas a vender sus propiedades bajo amenazas de Los Urabeños.

Pese a los avances, el abogado de la Fundación Forjando Futuros, Felipe Maldonado, manifestó que en la actualidad uno de los cuellos de botella, es la micro focalización, mediante la cual se determinan las zonas en las que se hará restitución.

La principal dificultad con la micro focalización es que se requiere un concepto positivo del Ministerio de Defensa y, hasta la fecha del estudio, sólo se habían micro focalizado algunas veredas en 66 municipios.

La propuesta para superar esta situación, según Felipe Maldonado, “es que el comité que fija las zonas de micro focalización no sólo cuente con el concepto de la fuerza pública sino que también vincule a las víctimas y el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo, para que sea más integral la definición de la violencia en la zona y la seguridad para iniciar los procesos".

Para el jurista, otra dificultad con los procesos consiste en el exceso probatorio exigido para algunas solicitudes, lo cual hace más dispendioso y costoso el trámite. Esta situación tendría relación con la necesidad de invertir la carga de la prueba como lo manifiesta la ley.

Finalmente, el abogado de Forjando Futuros lamentó la baja participación de las víctimas y de la sociedad civil en estos procesos. En este sentido, Felipe Maldonado considera que “debería abrirse una mayor posibilidad de que las víctimas, y las organizaciones que las representan, puedan aunar esfuerzos para dinamizar esos procesos de restitución tanto en la etapa administrativa como en la judicial".

Teniendo en cuenta este balance y las diferentes consideraciones, puede deducirse que de la voluntad del Gobierno para recoger las recomendaciones hechas por los jueces, la sociedad civil y las mismas instituciones del Estado, dependerá el éxito de la restitución de predios en Colombia, porque aunque hay avances, aún se requieren ajustes.

 

http://www.ipc.org.co/agenciadeprensa/index.php?option=com_content&view=article&id=858:pese-a-los-avances-la-restitucion-requiere-agilizar-procesos&catid=83:general&Itemid=197

REGRESAR
COMPARTIR EN: