Registro en medios

2017-08-16

URT radicó demanda por los derechos territoriales de la comunidad Wayúu del asentamiento indígena de “Nuevo Espinal”

10 de Marzo de 2014

El País Vallenato / 7 de marzo de 2014.La Unidad de Restitución de Tierras adelantó este viernes en Valledupar el ritual de presentación de la Demanda que estuvo a cargo de la directora Territorial de la entidad en los departamentos del Cesar y La Guajira, Ketty Montes, ante el Juez Segundo Civil Especializado en Restitución de Tierras Manlio Calderón, con la idea de devolverle a la comunidad indígena la verticalidad de la justicia, la reconciliación y la sabiduría en la toma de decisiones que habían perdido los Wayúu.

Este hecho marca un antes y un después en las comunidades nativas, que de este modo vuelven a tener autonomía sobre sus territorios y la tranquilidad que “no volverán a ser sacados” de ahí por grupos al margen de la ley. 

Cerca de 36 familias que suman 206 personas, integrantes del asentamiento de Nuevo Espinal, acudieron al ritual y aseguraron sentirse agradecidos con la unidad por este hecho. 

Tras la entrega de los símbolos Wayúu (Karrachí y la Wuarrara), al gobernador del Cabildo Álvaro Ipuana, el director de la Unidad de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal Urrego, dijo que esto es un hecho histórico que muestra la intención de la entidad de devolver todos los predios del país expropiados por grupos criminales.

Sabogal Urrego señaló que la comunidad indígena Wayúu del asentamiento “Nuevo Espinal” localizado en el municipio de Barrancas en el departamento de La Guajira, “fue focalizada a través de la Mesa Permanente de Concertación con los Pueblos Indígenas, que inició el proceso de restitución de tierras y de derechos territoriales”.

Recordó que el pasado 19 de enero de 2014 la Dirección de Asuntos Étnicos de la Unidad de Restitución de Tierras adelantó la socialización y validación de los resultados arrojados por la caracterización de afectaciones territoriales de la comunidad indígena Wayúu de “Nuevo Espinal” en el municipio de Barrancas en el departamento de la Guajira.

Agregó que en la demanda se evidencian las afectaciones de vulnerabilidad física, económica, ambiental y cultural, como consecuencia de la presencia de grupos armados al margen de la ley y de factores subyacentes y vinculados al conflicto armado a partir de 1991 hasta la actualidad. Además se acreditan avances significativos en la implementación del Decreto Ley 4633 de 2011.

“Los hechos y afectaciones sufridas por la comunidad indígena Wayúu de “Nuevo Espinal” debido al conflicto armado interno han provocado una profanación espiritual de su territorio y el desequilibrio en la forma en que ejercen control sobre el mismo, razón por la cual es necesaria la adopción de medidas dirigidas a su restablecimiento y la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras a través de su Decreto – Ley 4633 de 2011  busca reafirmarlo”, sostuvo.

http://www.elpaisvallenato.com/2014/mar/07/restitucion.html

REGRESAR
COMPARTIR EN: