Registro en medios

2017-08-17

Informe Anual de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre la situación de Colombia

28 de Marzo de 2014

Naciones Unidas Derechos Humanos Oficina del Alto Comisionado / 26 de marzo de 2014. El Informe de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre Colombia fue presentado en Ginebra, Suiza, ante el Consejo de Derechos Humanos; y en Bogotá ante las autoridades del Estado, la sociedad civil, el cuerpo diplomático y los medios de comunicación. -El siguiente, es el apartado Restitución de Tierras consignado en el informe-.

 

Adición

 

Situación de los derechos humanos en Colombia

 

C) La restitución de tierras

 

29. – La Oficina en Colombia del Alto Comisionado (ACNUDH-Colombia)- también presentó a la Unidad de Restitución de Tierras tres informes basados en su observación sobre el terreno en los que examinó el proceso de restitución, la aplicación de medidas colectivas para los grupos étnicos y las sentencias judiciales relativas a restituciones de tierras y sus efectos. Asimismo, se creó un mecanismo de seguimiento conjunto.

 

30. El ACNUDH reconoce los considerables esfuerzos realizados hasta la fecha por la Unidad de Restitución de Tierras y los jueces y magistrados especializados, ya que, entre diciembre de 2011 y octubre de 2013, se dictaron 277 sentencias. Sin embargo, sigue habiendo varias dificultades para garantizar los derechos de quienes reclaman la restitución de sus tierras. Entre las más importantes figuran la limitada capacidad para trabajar en las zonas que todavía están afectadas por el conflicto armado interno, la intimidación y el asesinato de activistas y reclamantes de tierras, la falta de coordinación entre las instituciones en la planificación y ejecución de las actividades de retorno y la necesidad de tener acceso a mercados estables para asegurar la sostenibilidad de los medios de vida.

 

31. El ACNUDH-Colombia observó un aumento del número de asesinatos, amenazas y ataques contra los reclamantes, los dirigentes sociales y los funcionarios públicos que participan en los procesos de restitución de tierras. Por ejemplo, en Valencia (departamento de Córdoba), dos destacados líderes de víctimas fueron asesinados en un lapso de 20 días entre marzo y abril de 2013, justo antes de que el Presidente entregara títulos de propiedad a personas desplazadas en ese departamento. Estos asesinatos socavaron la confianza de la
población en la restitución de tierras y en la capacidad del Estado para proteger a los reclamantes.

 

32. Se necesitan medidas adecuadas de protección individual y colectiva y una mayor presencia del Estado para garantizar el retorno de las familias y la no repetición. En departamentos como Bolívar, el Cesar, Córdoba y Sucre, los intereses delictivos constituyen un grave obstáculo a la restitución. Por consiguiente, es necesario que la Fiscalía General de la Nación redoble sus esfuerzos para llevar a cabo investigaciones y enjuiciamientos rápidos y eficaces. La investigación y detención de dos personas muy conocidas relacionadas con antiguos grupos paramilitares por el delito de apropiación de tierras constituye un importante avance.

 

33. En 2013, el Gobernador del departamento de Antioquia, el Alcalde Mayor de Bogotá y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar elaboraron programas institucionales de compra de alimentos a pequeños agricultores, entre los que figuran beneficiarios de la restitución de tierras, que han favorecido la generación de ingresos y la sostenibilidad de los medios de vida. El ACNUDH prestó apoyo a esas iniciativas y alentó a otras entidades gubernamentales y al sector privado a que también participaran en ellas.

 

34. El ACNUDH-Colombia señaló retos adicionales que obstaculizaban los procesos de restitución de tierras. Por ejemplo, en la región de los Montes de María y en los departamentos del Cesar, Norte de Santander y Putumayo, a menudo los terceros que ocupan tierras que deben ser restituidas son campesinos y víctimas. Las industrias extractivas y los proyectos de desarrollo a gran escala están presentes en zonas en las que está previsto restituir tierras a grupos étnicos, lo que podría dar lugar a conflictos sociales y a violaciones de los derechos humanos. También es necesario velar por que las mujeres puedan ejercer sus derechos a la restitución de tierras como titulares directos de derechos. En lugar de hacer hincapié en los resultados cuantitativos, los procesos de restitución de tierras deberían centrarse en la calidad de los resultados y en transformar la vida de las víctimas garantizando su capacidad para ejercer todos sus derechos de manera sostenible. La sostenibilidad quedará evidenciada por los éxitos de que disfruten las víctimas.

http://www.hchr.org.co/documentoseinformes/informes/altocomisionado/informe2013.pdf

 

REGRESAR
COMPARTIR EN: