Registro en medios

2017-08-17

Capturan a Álvaro Mesa, hermano de diputado antioqueño, por despojo de tierras en Urabá

22 de Mayo de 2015

El Colombiano / 22 de mayo de 2015. La Dirección de Carabineros y Seguridad Rural de la Policía capturó el pasado miércoles en Medellín por un proceso de despojo de tierras en el Urabá, antioqueño, a Álvaro Mesa Cadavid, hermano del diputado Rodrigo Mesa conocido por la polémica frase contra el Chocó “la plata que uno le mete al Chocó es como meterle perfume a un bollo”.

Mesa es señalado por las autoridades de desconocer “fallos judiciales y ordenar ataques contra los campesinos que volvían a sus parcelas” y según la Policía, era uno de los tres “mayores enemigos del programa de restitución de tierras”.

“Durante un mes los investigadores recopilaron testimonios y documentos, que sindican al empresario de desconocer nueve fallos judiciales, que le ordenaron devolver entre 200 y 500 hectáreas obtenidas a grupos paramilitares que desplazaron a los dueños”, indicó la Policía.

Según la Policía, sentencias emitidas por magistrados de Tribunales de Restitución de Tierras, demostraron que Mesa Cadavid, actuó de mala fe y compró fincas a organizaciones criminales que las arrebataron violentamente en la vereda Paquemás, en Turbo, Urabá antioqueño. Luego de la adquisición, las habría titulado a su nombre, mediante escrituras y certificados falsos.

El general Luis Eduardo Martínez Guzmán, comandante de la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural, indicó que por medio de un noticiero de televisión se dieron cuenta de las irregularidades. “A raíz de las denuncias el director general de la Policía nos da la orden de trasladarnos a Urabá con un equipo investigativo y el director de la Unidad de Restitución, Ricardo Sabogal, para verificar la información y buscar los denunciantes”, relató Martínez sobre el proceso.

Las órdenes judiciales obligaban a restituir los terrenos a sus verdaderos propietarios, y aunque varios retornaron en diciembre de 2014, el ganadero de 62 años no cumplió, indicó la Policía. “En los últimos seis meses ordenó a sus trabajadores incrementar las amenazas, ataques y presiones, para no perder lo que en su concepto le pertenece, pero que según los fallos, consiguió ilegalmente”, confirmó la Policía.

27 familias fueron referenciadas como afectadas, en sus denuncias señalaron que hombres al servicio de Mesa Cadavid, quemaron viviendas, destruyeron los cultivos financiados gracias al programa presidencial de proyectos productivos, les mataron varias cabezas de ganado y levantaron cercas arbitrariamente.

Los otros dos capturados, Luis Eduardo Úsuga Salas y Óscar Iván Jiménez Reyes, cayeron en Turbo y son los administradores de las propiedades y quienes serían los encargados de amenazar a los campesinos que intentaban recuperar sus bienes. “Eran los que materializaban las órdenes de Álvaro Mesa para no permitir el retorno de los reclamantes a sus tierras”, aseguró Martínez.

Dentro del proceso de investigación, se estableció que Álvaro Mesa Cadavid, constituyó una ONG que buscaba agremiar a varios terratenientes de la región de Urabá, con el fin oponerse a las disposiciones contenidas en la Ley 1448 de Restitución de Tierras.

Las tres capturas y registros, ya fueron legalizados, en la mañana de este viernes avanza la audiencia de imputación de cargos. A Mesa Cadavid, la Fiscalía General le sindica nueve delitos: concierto para delinquir, constreñimiento ilegal, amenazas, fraude a resolución judicial, invasión de tierras, daño en bien ajeno, usurpación de bienes, fraude procesal y falsedad material en documento público.

“Los fallos en contra del ganadero, podrían ascender a 19. Todos en el mismo sentido, devolver terrenos”, sostuvo la Policía.

Ir al link original de la noticia

 

REGRESAR
COMPARTIR EN: