Registro en medios

2017-08-17

Así va la restitución de tierras en Antioquia

03 de Junio de 2016

El Tiempo/ 3 de junio de 2016. En medio de cultivos ilícitos, terrenos minados y grupos armados, en Antioquia –uno de los departamentos con más abandono y despojo de predios del país– avanza la restitución de tierras.

A escasos 10 días de cumplirse cinco años de la sanción de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, (Ley 1448 de 2011), en el departamento hay 17.773 solicitudes, de las cuales, han restituido 531 y 2.151 están en trámite.

Sin embargo, más allá de las cifras, explicó Paola Cadavid, directora de la Unidad de Restitución de Tierras de Antioquia, lo importante es que el proceso avanza en regiones muy complejas que históricamente no tenían presencia del Estado.

Por ejemplo, explicó Cadavid, al corregimiento Belén de Bajirá– del municipio de Mutatá (Urabá)– hoy están llegando los jueces, cuando en los años 80 hubo una hegemonía de las Farc y en los 90, entraron los paramilitares a despojar a casi todos los pobladores.

Gerardo Vega director de la Fundación Forjando Futuros, dijo que la Ley 1448 es buena, pero que el Gobierno ha fracasado en su implementación porque ha sido débil frente a los testaferros y los despojadores. Según, él la restitución avanza solo en las zonas donde hubo abandono, pero no en las que hubo despojo.

De acuerdo con las cifras, en el país hay 90.395 solicitudes, de las cuales, se han negado 17.773. “Actúan rápidamente para devolver solicitudes, negar el derecho y solo han logrado restituir 3.623 casos en el país”, precisó Vega.

Por ello, aseguró que el Gobierno tiene que cambiar la implementación, tal y como lo dijo la Corte Constitucional, que le ordenó al Gobierno que elabore un plan estratégico para que la restitución sea rápida y que las víctimas no esperen eternamente la devolución de su tierra.

“El Gobierno no ha presentado ese plan. Lo que debe hacer para agilizar los trámites restituir de manera colectiva, a los campesinos que tienen predios colindantes, que los despojó el mismo victimario y en la misma época.

Por otro lado, explicó Vega, el Gobierno debe adelantar la política de desvertebrar las bandas criminales. En el país, van 74 asesinatos en medio de la restitución, de esas 17 son del Urabá antioqueño, pero del total de homicidio solo hay dos capturas. El director de la Fundación explicó que a eso se le suma, que los costos en la implementación de esa política, es de un billón de pesos, pero las tierras devueltas no sobrepasan los 300.000 millones de pesos.

“En cinco años, en Antioquia solo han devuelto el dos por ciento de las tierras y el mayor número de casos resueltos está en el oriente, donde la gente lo que hizo fue abandonar sus predios, pero el Nordeste, Bajo Cauca y Urabá, donde hay testaferros y despojadores, el proceso no avanza”, advirtió.

Igualmente, aseguró que otra de las críticas es que en Medellín no han devuelto una sola casa despojada por la vía administrativa. Otra de las dificultades es la violencia o sabotaje de parte de grupos armados al retorno.

“Las alcaldías y la Policía deben hacer una acción más fuerte para esas familias, porque hay envenenamiento de cultivo, matanza de animales y agresiones físicas. En Urabá fundamentalmente”, contó Vega.

“Mientras en el oriente, el 56 por ciento de los restituidos han recibido vivienda, en el Urabá no hay una sola”, agregó el defensor. Según cifras de Forjando Futuro, el 73 por ciento de las personas beneficiadas de los fallos de restitución, ha retornado y el 74 por ciento tiene proyectos productivos.

En Antioquia, la Unidad de Restitución ha invertido 5.787 millones de pesos en esos proyectos. Eso para Vera si es un avance.

Ir al link original de la noticia

REGRESAR
COMPARTIR EN: