Noticia

2017-09-18

Y yo, ¿en qué puedo ayudar?

12 de abril del 2012

El pasado 9 de abril, en la ciudad de Bogotá y con motivo del día Nacional de la memoria y solidaridad con las Víctimas del conflicto armado, se cerró una alianza entre el partido Liberal y algunas organizaciones sociales firmado por LEON VALENCIA (CORPORACIÓN NUEVO ARCO IRIS), GERARDO VEGA (FUNDACIÓN FORJANDO FUTUROS), DIEGO HERRERA (IPC), CARMEN PALENCIA (ASOCIACIÓN TIERRA Y VIDA), LUIS EMIL SANABRIA (REDEPAZ), JUAN FERNANDO CRISTO Y GUILLERMO RIVERA (Voceros del PARTIDO LIBERAL para la Ley de Víctimas y Reparación)  y que cuyo texto dice así:

Y yo, ¿en qué puedo ayudar?

Con esa pregunta comenzó una conversación entre miembros de las organizaciones sociales y políticas que nos reunimos para ver qué podíamos aportar para apoyar la puesta en marcha de la Ley de víctimas y restitución de tierras ante la magnitud del desafío, el poderío de algunos sectores que se oponen a su ejecución y las amenazas que no cesan contra líderes y voceros de las víctimas.

En esa reunión concluimos que además de lo que nuestras organizaciones y nosotros mismos podríamos ayudar, éste es un esfuerzo que debe convocar a la inmensa mayoría de la sociedad colombiana, por lo que decidimos promover una Alianza por las víctimas, que invite a colombianos y colombianas a proponerse cada uno la pregunta de ¿en qué puedo ayudar? y a que la respondan con lo que esté a su alcance.

El primer aporte de todos tiene que ser su compromiso con la defensa de los derechos de las víctimas y el reconocimiento de que debemos pagar la deuda social más grande que tiene esta generación que es su reparación integral. Son millones los colombianos que resultaron afectados en forma directa por el conflicto que vivimos hace décadas. Son decenas de miles los asesinados, son centenares de miles los despojados, son millones los desplazados. Con todos ellos tenemos el compromiso de que la Ley de víctimas y restitución de tierras no se quede en el papel.

Cada uno podrá aportar a la difusión de los derechos de las víctimas, mediante cualquier medio que asegure que otro u otra que no los conocía se convierta en un multiplicador más.

Todos podemos aportar algo de nuestro tiempo para ayudar a las víctimas y fortalecer el trabajo de las organizaciones que las representan. Abogados, médicos, psicólogos, trabajadores sociales, comunicadores sociales, ingenieros, arquitectos, agrónomos, tecnólogos, en fin, cualquier ciudadano que pueda ejercer una profesión o un oficio podrá donar horas de trabajo a las organizaciones públicas o privadas, para atender a las víctimas, hacer valer sus derechos y ayudar a su reparación.

Quienes estén en capacidad podrán donar bienes o dinero para sumar al Fondo de Reparación previsto en la ley y acelerar el proceso de reparación integral. Esperamos que se promuevan bancos de materiales, de alimentos, de muebles y enseres, de herramientas de trabajo en todo el país, para ponerlos al servicio de los programas especiales dirigidos a garantizar el goce efectivo de los derechos de las víctimas.

Queremos que rápidamente se active la posibilidad prevista en la Ley de que en los supermercados y en las tiendas de las grandes superficies los compradores puedan donar pequeñas cantidades de dineros con destino al Fondo de reparación. Promoveremos que Departamentos y Municipios y el Gobierno Nacional incorporen dentro de los formularios para declaración y pago de impuestos la posibilidad de que los contribuyentes puedan donar un 2,5 o 10% del impuesto a cargo para aportar a las víctimas.

Esperamos que como ya ocurrió en Barranquilla y Necoclí, la ciudadanía se continúe movilizando a favor de la realización de los mandatos de la Ley de víctimas y restitución de tierras. Cada uno puede aportar unas horas y salir a manifestar su apoyo a las víctimas y a los programas de reparación. También lo podrá hacer portando algún elemento que así lo indique o luciendo un botón que invite a cada uno de nosotros a preguntarnos permanentemente: Y yo, ¿en qué puedo ayudar?

 

REGRESAR
COMPARTIR EN: